El mapa genético

Un gen puede definirse como una determinada información escrita en un lenguaje con un sistema cuaternario de nucleótidos que puede trasmitirse por medio de la replicación —a través de las generaciones— total o parcialmente.

Así como un sistema o el lenguaje de una computadora es un lenguaje de ceros y unos, asimismo el lenguaje genético es cuaternario y está formado por cuatro tipos de nucleótidos que se simbolizan con las letras (A-T-C-G). Estos nucleótidos están organizados en dos largas filas enrolladas en espiral y conectadas formando el cromosoma. Así pues, el cromosoma es un gran archivo que contiene una gran cantidad de información escrita en un lenguaje cuaternario de nucleótidos. Esta información es llamada genes. Los genes son los que dan a cada ser vivo su forma, su sistema de funcionamiento, y la forma y el sistema de funcionamiento de cada parte de él. Desde el cabello, la piel, la forma de los dedos y los miembros, hasta el corazón, el cerebro, el aparato digestivo y el respiratorio. Y desde las hojas, las flores y las frutas hasta las raíces.

Entonces los genes son el lenguaje del plan que cuando se implementa forma al ser vivo y cuando se implementa una parte de él se forma una parte del ser vivo. Así, por ejemplo, cada ser humano tiene en cada célula un mapa genético presente. Sin embargo, cuando en el vientre de la madre los genes forman el hígado funciona solamente una parte de este mapa y se implementa para formar el hígado. De la misma manera, cuando forman el corazón funciona otra parte de este mapa genético y se forma el corazón, y lo mismo con respecto a las glándulas.

Se puede imaginar la aparición de un gen nuevo en el acervo genético presente en la Tierra de varias maneras:

En el cromosoma se encuentra enrollado el ADN que es una cadena de genes de diferentes longitudes

Primero: cuando ocurre una mutación durante el proceso de replicación del gen reemplazando un nucleótido por otro, o digamos, una de las cuatro letras por otra, cambiando al gen y convirtiéndolo en otra cosa, en una nueva palabra, así, por ejemplo: si tenemos un gen con la siguiente secuencia AAAGCCCTGCCC y ocurre una mutación que cambia una letra A por otra como la G, el gen nuevo será AAGGCCCTGCCC. Algunos explican la mutación que ocurre aquí como un error en la replicación.

Segundo: cuando ocurre una mutación genética como resultado de la separación de un segmento genético, ya sea una porción del gen, un gen completo o más de un gen. Este segmento genético que consiste en un grupo de nucleótidos puede volver a su lugar, o trasladarse a otro sitio en el mismo cromosoma, o trasladarse a otro cromosoma y vincularse con él. Y con respecto a este último caso, lo que ocurre es como si tomara una página o un conjunto de páginas de un libro de física y se las colocara en otro libro, por ejemplo, de historia, de matemáticas o de química.

Tercero: producción de genes nuevos durante el proceso de reproducción genética como resultado del intercambio de los genes de los grupos genéticos del padre y la madre.

Por ejemplo: cualquier niño toma de su padre, por medio del espermatozoide, 23 cromosomas y de su madre, por medio del óvulo, 23 cromosomas. Estos veintitrés cromosomas en el espermatozoide consisten en una combinación de los 46 cromosomas que el padre recibió, mitad de su madre y mitad de su padre. Por lo tanto, tiene un cromosoma redundante en términos de especialización y función, un cromosoma 1 M de la madre y un cromosoma 1 P del padre, los cuales portan diferente información, pero en sus mismos órganos. Por ejemplo: si el gen número 1 del cromosoma 1 M es responsable de la formación de la piel entonces también el gen número 1 del cromosoma 1 P es responsable de la formación de la piel, y si el gen 1-1 M es responsable del color de la piel entonces el gen 1-1 P es responsable del color de la piel también. Cada uno de ellos dos da un color diferente. Lo que ocurre cuando el cuerpo produce un espermatozoide es que no coloca en él los cromosomas completos del padre (los cromosomas P) ni los cromosomas completos de la madre (los cromosomas M), sino que cada cromosoma del espermatozoide consiste en un archivo completamente nuevo que porta algunas páginas de los cromosomas de la madre del varón (M) y algunas páginas de los cromosomas de su padre (P). El cromosoma nuevo no se parece a ningún cromosoma del varón, sino que es un cromosoma nuevo que porta la información de una nueva conformación. Cada espermatozoide que el varón produce porta un grupo nuevo de cromosomas diferente al otro. El espermatozoide que fecunda al óvulo da a los genes, cromosomas nuevos que no se parecen a los cromosomas de su padre ni a los que su abuelo dio a su padre ni a los que su abuela dio a su padre. Lo mismo ocurre con respecto al óvulo, pues cuando los ovarios producen el óvulo sucede lo mismo, pues toma la mitad de los 46 cromosomas que la mujer heredó de su madre y de su padre, pero ninguno de los 23 cromosomas que contiene el óvulo es uno de los cromosomas de la madre de la mujer (M) ni de los cromosomas de su padre (P) que heredó de ambos, sino que es un cromosoma nuevo que consiste en una combinación de ambos, similares en función y formado por 46 cromosomas. Es decir que el cromosoma nuevo es un libro nuevo que contiene las páginas de los dos libros anteriores, el del padre y de la madre de la mujer.

Para aclararlo más: consideremos los cromosomas como a libros de texto. Cada ser humano, ya sea varón o mujer, tiene 23 libros de su padre y 23 libros de su madre en cada una de las células de su cuerpo. Cada libro que ha recibido de su padre tiene una contraparte que ha recibido de su madre, pero con diferente contenido. Por ejemplo: tiene un libro de geografía del padre y un libro de geografía de la madre, pero sus contenidos son diferentes, tiene un libro de historia del padre y un libro de historia de la madre, ambos diferentes, un libro de física del padre y un libro de física de la madre, ambos diferentes, y así hasta llegar a los 23 pares. Cuando el varón produce un espermatozoide coloca en él solamente 23 libros (cromosomas). De esta manera, toma el libro de geografía que recibió de su padre, pero no lo coloca como es en su espermatozoide, sino que le arranca algunas páginas y las reemplaza con páginas del libro de geografía que recibió de su madre colocándolas en el lugar de las páginas arrancadas del libro de geografía del padre. Del mismo modo, las páginas arrancadas del padre se ubican en el libro de geografía de la madre como compensación por las páginas arrancadas, así recibimos espermatozoides que portan solamente 23 libros pero que no son como los libros del padre o de la madre, sino que son algo nuevo, una combinación de ambos.


Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)