El significado de lo que dijo Husein (a): «Dios mío, sácame de la humillación de mi alma y purifícame de la duda…»

Pregunta 27: ¿Cuál es el significado de lo que dijo Husein (a) en la súplica de Árafa: «Dios mío, sácame de la humillación de mi alma y purifícame de la duda y el politeísmo»?

Respuesta: el politeísmo es de tres clases, y son:

  • El politeísmo visible: también tiene divisiones, entre ellas está el politeísmo obvio en la creencia, como la adoración de ídolos y fetiches, y la adoración a perdidos eruditos inoperantes. Ellos son los ídolos con lengua, como los mencionó el Noble Corán,[1] el Mensajero (s) y los Imames (a) en el reproche a los judíos que obedecían a sus eruditos desobedeciendo a Dios y adorándolos a ellos de este modo.[2]
  • El politeísmo oculto: incluye el fingimiento con todas sus divisiones. No incluye dirigirse a la creación para satisfacer una necesidad sin dirigirse a Dios Glorificado, aquél que satisface las necesidades, «aquél que da a quien le pide y a quien no le pide por compasión y misericordia». Sino que esto, es decir, dirigirse a la creación excluyendo a Dios Glorificado es incredulidad en Dios y lamentablemente, esta es la situación predominante entre la gente. Pero sí incluye dirigirse a la gente para satisfacer las necesidades dirigiéndose a Dios. Esto es el politeísmo oculto. Dijo el Altísimo: {Y no cree la mayoría de ellos en Dios, sino que son politeístas}.[3] Lo justo es que el siervo se dirija en todas sus necesidades a Dios Glorificado, y que considere a los demás siervos como a meros medios e instrumentos en la mano de Dios que Él dirige —Glorificado sea— como quiere y donde quiere para satisfacer las necesidades. Por lo tanto, si se dirige a Dios, el trato con la creación no lo perjudica.
  • El politeísmo del alma: es la clase de politeísmo más oculta. Es “el Yo” perpetuo de la criatura que lo mancha con la oscuridad y la nada, sin las cuales solo quedaría Dios Glorificado y Altísimo. Por consiguiente, cada uno de los siervos de Dios es un politeísta en este sentido. El Imam Husein (a) se refería en este sentido al politeísmo y a la duda que lo acompaña. El Imam Husein (a) buscaba una victoria clara y quitar la mancha de la nada y la oscuridad de la página de su existencia, sin la cual solo permanece Dios, el Único, el Conquistador Glorificado sea. Por lo tanto, es como si Husein (a) hubiera dicho: «Dios mío, no hay nadie que merezca la existencia sino Tú, y mi existencia es un pecado inmenso cuyo único perdón es mi desaparición y tu permanencia, Glorificado seas».
    Esta duda y politeísmo son por fuerza mayor, no por una acción. Es decir, que su origen existe pero no por una acción. O sea, que existe la posibilidad de acción pero no se realiza por una acción, es decir, que no se presenta exteriormente. Así que en la naturaleza humana hay un punto negro que es una mancha de la nada y la oscuridad. Este punto negro es el escabel de la hocico del demonio a través del cual tienta al hijo de Adán.[4]

[1] Por ejemplo, dijo el Altísimo: {Han tomado a sus doctores y a sus monjes como señores delante de Dios…}, Sagrado Corán – sura «At-Tauba» (El arrepentimiento), 31.

[2] De Abu Basir, de Abu Abdulá (a) que dijo: «Le dije: ¿“Han tomado a sus doctores y a sus monjes como señores delante de Dios”? Y él dijo: “Pues no, por Dios. No es que ellos los hayan convocado para que los adoraran. Si los hubieran convocado no les hubieran respondido. Pero les permitieron lo prohibido y les prohibieron lo permitido, y así los adoraron por donde no se dieron cuenta”». Al-Kafi, vol. 1, pág. 70, hadiz 1 y asimismo vol. 3.

[3] Sagrado Corán – sura «Yusuf» (José), 106.

[4] El Profeta (s) dijo: «El demonio, para asediar al corazón de los hijos de Adán, tiene un hocico como el hocico de un perro que se echa atrás cuando el siervo recuerda a Dios Glorioso y Excelso». Bihar al-Anwar, vol. 76, pág. 49.


Del libro Las alegorías vol. 2 del Imam Ahmed Alhasan (a)