Investigación sobre la relación entre el incesto y la evolución

La extracción de la costilla de Adán

La identidad de las esposas de los hijos de Adán (con él sea la paz) es un dilema en el que han tropezado quienes afirman representar a la religión. La mayoría de ellos dicen: que los hermanos se casaron con hermanas, al igual que dicen: que Eva fue creada de una costilla de Adán. Esto está presente en las religiones judías y cristianas, y se ha trasladado a la doctrina sunni. Así han hecho de la humanidad un producto de la unión de Adán con una parte de su propio cuerpo, en primer lugar, y un producto del incesto entre hermanos y hermanas, en segundo lugar. Esto es utilizado por los ateos que defienden la evolución contra los defensores de la fe que hablan de una creación directa; ya que se sabe científicamente que los grandes simios evitan el incesto, entonces ¡¿cómo es que Dios crea a un ser humano que practica el incesto en el principio de su creación?!

Este argumento no puede dirigirse a los Imames de la Gente de la Casa (con ellos sea la paz), pues los Imames de la Gente de la Casa (con ellos sea la paz) han rechazado estas invenciones contra Adán y sus hijos, pero lamentablemente, algunos shias que han interpretado el Corán, las han adoptado, alegando que coincide con lo que ellos se imaginaron de lo aparente del Corán y de lo que está mencionado en algunas narraciones, a pesar de que los Imames (con ellos sea la paz) aclararon la forma de decidir frente a una contradicción. Entonces ¿cómo fue que desapareció de esos shias en esta controversia, el mandato de prudencia y la ley de cordura que sostuvieron los Imames (con ellos sea la paz)? Examinaremos en general las opiniones, aclararemos la verdad y contestaremos a los argumentos.


Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)