La anatomía comparada

La anatomía comparada confirma la evolución. Hay muchos ejemplos de esto, pero me limitaré a uno: el nervio laríngeo que se encuentra en los peces, en los anfibios, en los ciervos, en los seres humanos y en las jirafas. Este nervio en el pez se extiende desde el cerebro hasta las branquias enrollándose alrededor del corazón.

Ahora, si el cuerpo de cada animal hubiera sido diseñado por separado y no hubiera evolucionado del pez, este nervio tendría una conexión directa desde el cerebro hasta la parte superior de la laringe, que es una distancia corta, sin embargo, en la naturaleza, este nervio, en los animales, da la misma vuelta que en el pez. Esto significa que evolucionó del suyo, y que la prolongación del cuello y el alejamiento del corazón en el cuerpo del animal, lo obligaron a estirarse para rodear la arteria exterior del corazón, como en el pez. Incluso en la jirafa, este nervio recorre una enorme distancia sin ninguna utilidad —como afirman los biólogos y la anatomía comparada. El motivo por el cual recorre esta distancia es que rodea a la aorta del corazón y luego regresa recorriendo casi la misma distancia hasta la parte superior del cuello, conectándose así con la parte superior de la laringe. Por lo tanto, el desvío de este nervio en el pez da la misma la ruta de desvío a los demás animales, debido a la evolución, pues este desvío es un tipo de herencia histórica.

Por lo tanto, como ninguno de los animales tiene un diseño original por separado, da esta vuelta innecesaria, pues recorre la distancia desde cerebro hasta el comienzo del pecho y luego gira regresando a la parte superior de la laringe. Esto es una prueba de la evolución y el desarrollo, pues en cada paso de la evolución, un pequeño estiramiento del nervio es mucho más fácil que una conexión directa. Por el contrario, si el cuerpo de cada animal hubiera sido diseñado y creado por separado, sería de esperar que el nervio se conectara directamente y no habría un derroche económico en un diseño de esta magnitud en la jirafa, por ejemplo.

Además, lo anterior se utiliza como contraposición al diseño inteligente, al considerar que con este defecto en el diseño, que apareció durante el proceso de evolución, se demuestra que no es un diseño inteligente que se adapte de forma ideal a todos los animales, pues el primer diseño dio lugar a un gran estiramiento del nervio laríngeo en los animales, especialmente en los de cuello largo como la jirafa, sin ninguna utilidad, y con esto se demuestra la invalidez de hablar de un diseño inteligente en la evolución.

Lo anterior es un resumen de la forma de razonar la anatomía comparada para demostrar la evolución y también es el argumento de los ateos contra el diseño inteligente. En líneas generales, he intentado simplificar el tema tanto como fuera posible. También las ilustraciones talvez simplifiquen más el tema.

Si Dios quiere, hablaremos sobre este argumento, demostraremos que el defecto que ocurrió en la estructuración de los cuerpos durante el proceso de evolución, no sirve como un argumento contra la legislación de la evolución o el propósito de la evolución, pues el primer mapa genético tiene un propósito y está legislado. Por consiguiente, es una evidencia de que hay un legislador y un diseñador que lo elaboró para alcanzar un resultado determinado. Sí, el argumento del nervio laríngeo recurrente contraviene a quienes dicen que la creación fue en una sola instancia y niegan la evolución; porque el diseño y la implementación en una sola instancia exige la eliminación de este defecto que vemos en el alargamiento del nervio laríngeo recurrente. De hecho, aunque dijéramos que hubiera alguna utilidad en el alargamiento del nervio laríngeo recurrente esto no eliminaría la indicación clara de que se trata de una herencia evolutiva histórica que niega la creación en una sola instancia.

He traído el ejemplo del nervio laríngeo recurrente en particular porque no ha sido utilizado solo para demostrar la teoría de la evolución, sino también para rechazar la legislación de la evolución y que la evolución tenga un propósito. Explicaré la invalidez de esta conclusión y por qué la imperfección en los productos de la evolución no implica que no esté legislada, solamente indica que la creación no fue en una sola instancia, pues hay etapas y evolución.

Ilustración 1: Alargamiento del nervio laríngeo recurrente en la jirafa durante el proceso de evolución que da una vuelta alrededor de un vaso sanguíneo y luego regresa a la laringe inferior en la cabeza Fuente: Dawkins, The greatest show on earth: the evidence of evolution – Fuente: Dawkins R 2009. The greatest show on earth: the evidence of evolution. Free press, Transworld. Page 160.
Ilustración 2: Alargamiento del nervio laríngeo recurrente (en negro) en la jirafa durante el proceso de evolución, que rodea un vaso sanguíneo y luego regresa a la laringe inferior en la cabeza – Aquí está el video ilustrativo: Canal de video de La Ilusión del Ateísmo (04/09/2013). Video ilustrativo del nervio laríngeo recurrente de la jirafa. Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=kAJKZdHmiTg

Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)