Sayed Hasan Alhammami

Mi hermano, mi amado, mi compañero, quien me ayudó en este viaje llenso de penurias

Valiente caballero que soportó la crueldad de los tiranos

Fue una excelente ayuda y un defensor de Muhammad y la familia de Muhammad (s)

Sayed excelso, puro, santificado, Hasan Alhammami, a la misericordia de Dios

Los ojos lloran y el corazón se apena por tu pérdida, oh querido mío

{Oh, alma sosegada * Regresa a tu Señor, complacida, complaciente * Así que entra entre mis siervos * y entra a mi Paraíso}

Ahmed Alhasan
Sayed Hasan Alhammami

El Sayed Hasan Alhammami fue representante del Imam Ahmed Alhasan (a) en la Oficina Oficial en la noble ciudad de Nayaf, Iraq. Fue nombrado por él (a) expresamente en su página de Facebook el 14 de febrero del 2014, junto con el Sayed Watheq Alhusaini y el Jeque Nathim Aloqaili:

La paz sea con vosotros y la misericordia de Dios y sus bendiciones

Pido a Dios que estéis todos bien y con bienestar

La paz sea con vosotros y la misericordia de Dios y sus bendiciones

Por el favor de Dios, Glorificado sea, hay una Oficina Oficial que me representa en la noble Nayaf administrada por el Sayed Hasan Alhammami, el Sayed Watheq Alhusaini y el Sayed Nathim Aloqaili. Ellos, si Dios quiere, publicarán las declaraciones oficiales de acuerdo a las evidencias de la sharía que he aclarado o de acuerdo a las respuestas que les dé a sus consultas, pues estoy en contacto con ellos y si Dios quiere, he de supervisar directamente el trabajo de este gabinete bendito.

Ahmed Alhasan

13 / Rabi Az-Zani / 1435 H

Antes del 2003, el Sayed Hasan Alhammami (r) dirigía los azalás en el Mausoleo del Imam Alí (a). 

Fue encarcelado por defender la verdad. Quedó viudo meses antes de su partida hacia la misericordia de Dios.

Los ansar del Imam Al-Mahdi (a) no participaron de ninguna forma en las elecciones o el gobierno porque el Imam Ahmed Alhasan (a) no cree en la designación de los hombres, sino que cree en la designación de Dios Glorificado y Altísimo de los profetas y sucesores (a), aunque los hombres lo aborrezcan. Cada cierto período de tiempo el gobierno demolía alguna casa de culto de los ansar y arrestó a varios de ellos. Luego clausuraron la oficina de los ansar en Nayaf y detuvieron a decenas de ansar en Nayaf, antes de los acontecimiento de Az-Zarka. Entre aquellos ansar arrestados estaba el Sayed Hasan Alhammami que era uno de grandes eruditos de Nayaf y vástago del fallecido erudito, el Sayed Muhammad Alí Alhammami.

A este respecto el Imam (a) escribió en su página de Facebook:

En Nombre de Dios, el Misericordioso, el Misericordiosísimo

Y la alabanza a Dios

La paz sea con vosotros y la misericordia de Dios y su bendición

Pido a Dios que todos los visitantes de esta página estén bien y con salud, y que perdone a aquellos que están en el error, y que reforme el intelecto de los que se comportan inapropiadamente.

Hace poco, recibimos una carta enviada por un referente religioso bien conocido entre los shiíes en general y en las dos Escuelas de Nayaf y Qom especialmente. Y él, que le recompense con el bien, dijo que ahora está estudiando el llamado cuidadosamente y en detalle y que espera encontrar la verdad. Pido a Dios que le ayude y fortalezca sus pasos a medida que camina hacia Dios y combate al “Yo”, a la vida terrenal y al demonio. Y si Dios quiere, Dios no abandonará a quien es como él. Pedimos a Dios que lo selle con el bien para él y derrame sobre él la fuerza y la firmeza para declarar su creencia si Dios lo ayuda a creer. Y pido a Dios que le bendiga y sea misericordioso con él, ya que Él es el más misericordioso de los misericordiosos y Él es mi patrono, y Él protege a los virtuosos.

Digo esto para que todos sepan que mis palabras pasadas y futuras no se dirigen a las personas como este referente religioso, que Dios le de apoyo, o a aquellos que no combaten el llamado de la verdad. Sino que nuestras palabras se dirigen a los ulemas ineptos que combaten la verdad y que insisten en la falsedad en la que están, incluso después de que hemos aclarado la falsedad de ellos con una refutación total que son incapaces de negar.

Hace pocos días, pedí un debate con los eruditos y les pedí que den pruebas de la creencia en la obligación de imitar a un no infalible, en la que creen, después de que se las he refutado completamente, y les pedí que respondan a la evidencia de nuestro llamado del Imam Al-Mahdi, que fue publicada en el libro El Testamento Sagrado. Luego fui más allá y les hice algunas preguntas científicas sobre la evidencia de la existencia de Dios y esperé la respuesta de ellos para comenzar un debate científico entre ellos y yo, para que nosotros y la gente veamos para qué son buenos.

Y lamentablemente, ayer recibí la respuesta de los clérigos, que fue el arresto del inocente Sayed Hasan Alhammami, hijo del difunto clérigo Muhammad Alí Alhammami, que Dios tenga misericordia de él, y el arresto del Jeque Kazim An-Nasiri en Nayaf. Y no fue de ayuda que el Sayed Hasan Alhammami fuera el hijo de uno de los referentes religiosos más conocidos de los shiíes y que su abuelo también sea uno de los referentes religiosos más conocidos de los shiíes. Ni fue de ayuda que el Sayed Hasan Alhammami sea uno de los referentes religiosos shiíes que solía ser el imam del rezo que se hace en el santuario del Imam Alí (a), ni fue de ayuda que el Sayed Hasan Alhammami sea de los de los referentes religiosos shiíes que tenía la recepción abierta para enseñar ciencias en la Hauza, para ayudar a los pobres y a los estudiantes de la Hauza frente al santuario del Imam Alí (a). Ni fue de ayuda que el Sayed Hasan Alhammami fuera un anciano y esté enfermo. Así es como el puro y honorable Sayed es arrestado una vez tras otra, sólo haber tenido fe en que Ahmed Alhasan es la verdad. De otro modo, ¿cuál es la culpa del Sayed Hasan Alhammami que ayuda a los pobres y no comete agresión contra nadie? ¿Lo acusan de ser culpable para que sea enviado a la cárcel ahora y después? Juro por Dios, que lo que están haciendo con el puro Sayed Hasan Alhammami pronto será una gran desgracia sobre sus cabezas.

Mirad, oh, hombres, oh, justos, lo que yo presento y cómo esos que se hacen llamar clérigos responden.

Presento el conocimiento que fue presentado por mis padres rectos (a), los Imames. Y esos que se hacen llamar “clérigos” presentan ignorancia y se sostienen sobre la ignorancia de la gente. Y la respuesta de ellos a mí es la misma respuesta de todos los tiranos a los profetas y mensajeros, y a mis padres, los Imames (a).

Encarcelamiento y asesinato, “Los principales de la gente del Faraón dijeron: «¿Dejarás que Moisés y su gente corrompan el país y os abandonen a ti y a tus dioses?» Dijo: «Mataremos a sus hijos y dejaremos con vida a sus mujeres, pues, ciertamente, les tenemos dominados.» Moisés dijo a su pueblo: «¡Invocad la ayuda de Dios y sed pacientes! ¡Ciertamente, la Tierra pertenece a Dios y Él la da en herencia a quien quiere de Sus siervos! ¡El triunfo final es de los los que se guardan!»” Corán capítulo “Las Alturas” 7:127-128

Y el Imam Musa Bin Yafar (a) murió en prisión por los turbantes de los abasidas que eran incapaces de refutar sus evidencias y el conocimiento, así que sólo podían encarcelarle y matarle para librarse del aprieto en el que se encontraban.

¿Hay alguna confusión todavía sobre la similitud de mi asunto con mis padres e Imames, para quien busca la verdad?

Lamentablemente, la ignorancia de la gente resultó en que Alí (a) se quede en su casa veinticinco años, y su papel fueron cinco años en los cuales todos los demonios de los hombres y los genios corrieron a combatirle, su papel fueron veinte años de insultos en los púlpitos, que son equivalentes a los canales de televisión religiosos de hoy. Pero como resultado, vino una generación que leyó los discursos de Alí (a), entendieron la verdad y escupieron en la tumba de Muawiya. Hoy, esos clérigos apuestan a que el papel de Ahmed Alhasan sea como el papel de Alí (a). ¿Pero creen que una generación no vendrá y leerá lo que Ahmed Alhasan ha escrito y entenderá la verdad y escupirá en sus tumbas?

Estuvo a cargo de la recolección del quinto junto con el jeque Sadiq Al-Muhammadi, y lo entregaban a la tesorería, la cual a su vez, lo repartía a los pobres, a los necesitados, a los huérfanos, a las viudas, a los estudiantes de ciencias y a otros, incluso a quienes no creían en esta convocatoria. 

 

Mi hermano, mi amado, mi compañero, quien me ayudó en este viaje lleno de penurias
Valiente caballero que soportó la crueldad de los tiranos
Fue una excelente ayuda y un defensor de Muhammad y la familia de Muhammad (s)
Sayed excelso, puro, santificado, Hasan Alhammami, a la misericordia de Dios
Los ojos lloran y el corazón se apena por tu pérdida, oh querido mío
{Oh, alma sosegada * Regresa a tu Señor, complacida, complaciente * Así que entra entre mis siervos * y entra a mi Paraíso}