El ejemplo de Jesús

Textos religiosos que algunos creen que se oponen a la evolución:

El ejemplo de Jesús:

{Ciertamente, el ejemplo de Jesús es como el de Adán. Le creamos del polvo, luego le dijimos: «Sea». Y fue}.[1]

Algunos creen que este texto es suficiente para negar la evolución porque ésta se opondría a él, pues entienden el texto de la siguiente forma: [el versículo mencionado es la respuesta para quienes dicen: “que Jesús fue creado sin padre y entonces es un dios”, así pues, el significado del versículo es que Adán también fue creado sin padre, es decir, del polvo, Dios le dijo “sé” y fue, por lo tanto fue creado directamente del polvo y este es el significado del versículo que se opone a la teoría de la evolución; porque lo que se deduce de la teoría de la evolución es que Adán fue creado de una madre y un padre, mientras que el significado del versículo sería que Adán fue creado sin padre]. Fin.

Feto humano de pocas semanas. EFE

Claro que lo que se pretende con esta analogía no coincide, pues el caso de Adán es diferente al caso de Jesús, ya que Adán no ha sido creado solamente de una madre como Jesús (con él sea la paz), por lo tanto, la similitud es general. Esto significa que el versículo se refiere a que Jesús fue creado por una intervención divina tal como la intervención divina que hubo en la creación de Adán. En este caso, si quitamos cualquier otra comprensión del versículo y decimos que se refiere a la negación de la divinidad de Jesús; puesto que nació solamente de una madre planteando como ejemplo que la creación de Adán fue del polvo, sin madre ni padre, entonces es suficiente que el significado sea que la creación de Adán del polvo fue en el Primer Cielo, que es la verdadera creación original de Adán (con él sea la paz). Además, es anterior a su descenso a la Tierra. Dijo el Imam Yáfar As-Sadiq (con él sea la paz): [Los ángeles pasaban junto a Adán (con él sea la paz), es decir, junto a su imagen y el yacía de barro en el Paraíso, y decían ¿para qué has sido creado?].[2] Dios no llamó “creación” al acontecimiento del descenso de Adán a la Tierra, sino “descenso” y ocurrió después de la creación de Adán del barro ascendido al Primer Cielo y del soplo del espíritu en él. {Dijimos: «Descended de él, todos. Y si viene a vosotros procedente de mí una guía, quienes sigan mi guía no habrán de temer ni entristecerse»}. Según esta comprensión no hay oposición entre el texto coránico presentado y la teoría de la evolución, ya que el cuerpo con el cual se conecta el alma de Adán (con él sea la paz) al descender a la Tierra viene de padres biológicos. Esto es suficiente para refutar el razonamiento de que el texto coránico se oponga a la teoría de la evolución. Como mucho puede decirse: que es un texto similar en este aspecto, entonces ¿cómo podría utilizarse para demostrar una contradicción entre el texto religioso y una cuestión científica respaldada por una enorme cantidad de evidencia científica a tal punto que ahora se enseña en las universidades del mundo como la única explicación de la existencia de la vida física y su evolución sobre la Tierra?

De hecho, si dijéramos: que el versículo se refiere a que la creación del cuerpo de Adán fue del polvo de esta Tierra, el texto tampoco se opone a la teoría de Darwin; porque la primera célula que evolucionó fue creada del agua y de otros elementos disponibles en el polvo (de la tierra). Como resultado, el cuerpo de Adán (con él sea la paz) fue creado del polvo originalmente. Esto significa que la primera célula proviene del agua y los elementos terrestres, y se desarrolló hasta formar el cuerpo físico de Adán (con él sea la paz). Así que es cierto que Adán fue el primer ser humano creado del polvo, y no de un padre y una madre adanidas; porque sus padres no eran de la misma especie espiritual y humana. Con esto se verifica que el nacimiento de Jesús (con él sea la paz) solamente de una madre se parece a la creación de Adán —el primer ser humano terrestre— a partir del polvo, sin madre ni padre y sin ninguna oposición con la evolución.

Para aclararlo más decimos: que el texto religioso une ambas afirmaciones, es decir, que Adán fue creado de una madre y un padre, y también que Adán fue creado del polvo y no creado a partir de una madre y un padre; considerando que su primera creación fue del polvo en el Primer Cielo y que nació de una madre y un padre. Así como decir incluso, que su cuerpo terrestre no nace de una madre y un padre; porque nace de unos padres que no eran de su especie (de alma). Y también puede decirse: que nació de una hembra y un macho o de una madre y un padre considerando que su cuerpo biológico vino de esta manera.

Es más, hasta puede decirse que la analogía entre Adán y Jesús es que ambos nacieron de una madre como nacen los demás humanos y de la misma manera, pero se diferencian del resto de los humanos en otro aspecto, pues Jesús nació solamente de una madre y sin padre, y Adán nació de una madre y tenía un padre, pero no eran de la misma especie espiritual y humana.


[1] Sagrado Corán, sura «Al Imrán» (La familia de Imrán), 59.

[2] Fuente Ar-Rawandi, Qasas Al-Anbiya, pág. 41.


Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)