El jeque Yafar Sobhani

Algunos juristas shias y la teoría de la evolución:

No todos los juristas shias han rechazado la teoría de la evolución, incluso tal vez se desprenda de sus declaraciones que algunos de ellos la aceptan, pero no he hallado todavía una declaración manifiesta y clara de su aceptación, ni una explicación de cómo coincide con la religión en general, o con el texto religioso y el Corán en particular.

Aquí me limitaré al debate de las opiniones de algunos detractores de la teoría de la evolución, y colocaremos sus declaraciones en la balanza científica para ver su valor.

El jeque Yáfar Sobhani:

El jeque Yáfar Sobhani en su libro Al-Manahiy At-Tafsiriya (Los Métodos Interpretativos) dice:

«Charles Darwin publicó su libro “La Transformación de las Especies” en el año 1908, y determinó en él, según sus investigaciones, que el ser humano es la última especie de una cadena de evolución de especies, y que esta cadena se remonta a un animal parecido al simio. Menciona a sus padres y abuelos de gradualmente en un árbol particular, diciendo un poema:

‘Estos son mis padres, ven con los que son como ellos…’

La recepción a la publicación de esta teoría fue pésima en los círculos religiosos, sin discrepancia entre los círculos cristianos, musulmanes y judíos, que concordaban en que el ser humano es un ser original y que su cadena se remonta hasta Adán, el padre de la humanidad, que fue creado con esta forma, sin tener ninguna conexión con los demás animales.

Luego algunos ingenuos utilizaron esta hipótesis como una excusa para oponer la ciencia a la religión, para separarla de la otra, afirmando que el enfoque de la religión es diferente al enfoque de la ciencia, pues a veces se unen y a veces se separan.

Hay quienes no creyeron en la separación entre la ciencia y la religión, entonces intentaron subordinar el Sagrado Corán a esta hipótesis. Haciendo esto, interpretaron lo referente a la creación del ser humano de una manera diferente, desde un aspecto que se adaptara a esta hipótesis.

El debate se intensificó entre los devotos del texto y sus intérpretes hasta que el tiempo demostró la falsedad de la hipótesis y de las tesis que vinieron después sobre la creación del ser humano».[1]

جعفر سبحانی Ja’far Sobhani

Parece que al jeque Yáfar —que Dios le guíe a la verdad— le encanta bromear, pues escribió «estos son mis padres, ven con los que son como ellos» sin percatarse de que estos “padres”, como les llamó el jeque Yáfar, son antepasados físicos, que inevitablemente, comparte con el biólogo Charles Darwin. Pues si se demuestra que son antepasados de Darwin entonces son antepasados de Yáfar Sobhani y antepasados de todo ser humano sobre esta Tierra. Si no se demuestra que sean antepasados o padres del jeque Yáfar Sobhani entonces tampoco son antepasados o padres de Darwin. La cuestión de demostrar su nulidad es una cuestión científica, no creo que el jeque Yáfar y sus homólogos, las otras autoridades shias, tengan la capacidad científica de meterse a debatir científicamente, pues el jeque Yáfar escribió un renglón de la teoría de Darwin lleno de errores donde dice: «Charles Darwin publicó su libro “La Transformación de las Especies” en el año 1908» cuando Charles Darwin falleció en el año 1882 y Charles Darwin no ha publicado ningún libro llamado “La Transformación de las Especies”, pues Charles Darwin tiene un libro llamado El Origen de las Especies que publicó en el año 1859 y en este libro presenta el origen del ser humano. El libro de Darwin en el que presenta el origen del ser humano es otro libro llamado: El Origen del Hombre y la Selección en Relación al Sexo (The Descent of Man), y en este libro presenta el origen del ser humano y su conexión con los grandes simios.

Realmente no sé qué decir. Lo mejor será dejar que el lector comente.


[1] Fuente: Sobhani, Al-munahiy at-tafsiriya: pág. 46. El jeque Yafar Sobhani, nació en 1929, es un erudito shia que recibió su educación en el Seminario Islámico de Qom. Estableció el Instituto Imam As-Sadiq en Irán y ha escrito varios libros sobre ciencias islámicas.


Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)