El significado del hadiz sagrado: “El ayuno es para mí y Yo retribuyo por él”

Pregunta 13: ¿Cuál es el significado del hadiz sagrado: «El ayuno es para mí y Yo retribuyo por él»?[1]

Respuesta: leer «Yo retribuyo por él» (أجزي به) es incorrecto, porque el Glorificado Altísimo retribuye a los siervos por todos los actos de adoración y no exclusivamente por el ayuno como esta lectura incorrecta sugiere.

La lectura correcta es «Yo soy la retribución por él» (أُجزى به). Es decir, agregando una damma (ُ) a la hamza (أ) y con una alif maqsura (ى). El ayuno aquí se refiere al ayuno de María y más: {«Me he consagrado al Misericordioso en ayuno. Así que no hablaré hoy a ser humano»}.[2]

Es decir, que el ser humano se aísla de la creación, se vuelve manso con Dios Glorificado. Es más, este es el principio y el final, cuyo resultado es que Dios es la retribución por el ayuno, que es el ayuno del “Yo”.  Esto es cuando el siervo va por la senda recta, sabiendo, creyendo y viendo que sus supuestas existencia y permanencia se deben a la mancha de nada y oscuridad mezclada con luz. Este es el pecado inseparable del siervo y es el pasado, el presente y el futuro del siervo. Así que si el siervo se abstiene del Yo buscando con sinceridad arrancar la página de oscuridad y de nada, y el Glorificado Altísimo responde su súplica, entonces sólo quedará Dios, el Único, el Conquistador, y la Tierra habrá de brillar con la luz de su Señor, y el libro habrá venido, y se habrá dicho “la alabanza a Dios, Señor de los mundos”.


[1] Al-Kafi, vol. 4, pág. 63, hadiz 6.

[2] Sagrado Corán – sura “Mariam” (María), 26.


Del libro Las alegorías vol. 1 del Imam Ahmed Alhasan (a)