La característica de un efecto indica la característica de su causa en la vida terrestre

Leyes de Lamarck: 1.— los seres que ahora viven han descendido de seres diferentes que vivieron en el pasado; 2.— los cambios evolutivos son graduales, tanto que si pudiéramos reunir a todos los organismos que han habitado en la Tierra, reconoceríamos una serie continua de formas. 3.— los cambios han sido predominantemente divergentes, los antepasados de las formas vivientes actuales eran en general menos diferentes de lo que hoy son; 4.— todos estos cambios se han levantado de causas que ahora continúan estando en funcionamiento, y que por consiguiente puede estudiarse experimentalmente.

No hay duda de que también un conjunto de leyes físicas universales gobierna la Tierra y dentro de la Tierra. Por lo tanto, citar esto también sirve como evidencia aquí, pues las leyes son el motivo de esta organización productora. La naturaleza que realiza la selección, no es sino un producto de estas leyes. Por lo tanto, está construida sobre leyes estrictas y reguladas. No se puede decir que sea aleatoria o que no esté legislada. Como resultado, la selección de la naturaleza del más apto o del más calificado está legislada o se basa en una ley. Mientras haya leyes físicas que sean, en cierta medida, por lo menos claras para nosotros a nivel atómico y subatómico, de las que depende la vida y con las que se forma la vida sobre la Tierra, habrá un legislador. Y esto es lo que se busca.

Esta cuestión está clara. Es suficiente esta explicación para esto aquí y pasaremos a otro tema. Pasaremos a lo que trata otras tres cuestiones relacionadas con la vida terrestre en particular que son:

— El mapa genético.

— La ley de la evolución o el desarrollo por medio de la selección natural.

— El propósito de la evolución o el desarrollo por medio de la selección natural.


Del libro La ilusión del ateísmo del Imam Ahmed Alhasan (a)