¿Satanás era de los ángeles o de los genios?

Representación de «Satán, el antagonista» por Gustave Doré para el poema épico El paraíso perdido, de John Milton. (Wikipedia)

Pregunta 16: ¿Acaso Satanás era de los ángeles o de los genios?

Respuesta: Satanás (maldígalo Dios) era de los genios,[1] pero como resultado de su adoración se elevó hasta convertirse en uno de los ángeles, porque los genios pueden elevarse por adoración y obediencia a Dios hasta convertirse en ángeles. Sin embargo, al final Satanás (maldígalo Dios) se rebeló contra el mandamiento de Dios como consecuencia del “Yo” y se precipitó al fondo de la Gehena. Por eso el Corán una vez describe a Satanás como de los ángeles[2] y otra vez como de los genios.[3] El Comandante de los Creyentes (a) lo describe como un ángel en su Sermón del Menosprecio.[4]

Las dos[5] son correctas en el momento anterior al mandamiento de prosternarse ante Adán, considerando lo que había alcanzado Satanás y considerando el origen de Satanás (maldígalo Dios).


[1] De Yamil Bin Darray, de Abu Abdulá (a) que dijo: «Le pregunté sobre Satanás: “¿Era de los ángeles? ¿Acaso llegó a alcanzar algo de la orden del Cielo?”. Dijo: “No era de los ángeles ni llegó a alcanzar nada de la orden del Cielo. Era de los genios y estaba junto a los ángeles. Los ángeles lo veían como a uno de ellos y Dios sabía que él no era uno de ellos. Así que cuando se le ordenó la prosternación, fue de él lo que fue”», Bihar al-Anwar, vol. 11, pág. 119.

[2] Dijo el Altísimo: “Y cuando dijimos a los ángeles «prosternaos ante Adán» pues se prosternaron, excepto Satanás”, Sagrado Corán – sura “Al-Báqara” (La vaca), 34.

[3] Dijo el Altísimo: “… excepto Satanás que era de los genios. Así pues, se desvió del mandamiento de su Señor”, Sagrado Corán – sura “Al-Kahf” (La caverna), 50.

[4] Dijo (a): «… considerad lo que hizo Dios con Satanás, cuando este malogró su larga obra y su gran esfuerzo. Él había adorado a Dios durante seis mil años. No se sabe con seguridad si eran años de este mundo o años de la otra vida. Y se perdieron en el lapso de una hora. Entonces, ¿quién, después de Satanás, ha de entregarse a Dios con una desobediencia como la de él? Claro que no. No sería propio de Dios dejar entrar al Paraíso a un mortal con algo por lo cual expulsó a un ángel…”, Nahyul Balaga, sermón 192, conocido como “El del menosprecio”.

[5] De decir, la descripción de Satanás (maldígalo Dios) en el Corán como la de los genios y como la de los ángeles.


Del libro Las alegorías vol. 1 del Imam Ahmed Alhasan (a)