El significado del nombre “Israel” y de la estrella hexagonal

Pregunta 23: ¿Cuál es el significado de la palabra Israel? ¿Acaso los sionistas presentes hoy en Palestina son hijos de Israel? ¿O lo que queda de ellos? ¿Acaso la estrella hexagonal es sionista? ¿Y qué significa la estrella hexagonal?

Respuesta: Israel significa Abdulá [el siervo de Dios] y hay algunos de los judíos presentes en Tierra Santa que son de la descendencia de Jacob, el profeta (a), que es el siervo de Dios y según los judíos, Israel.

La estrella hexagonal según los judíos es la estrella de David y significa «el vencedor». Es un emblema del reformador esperado según ellos, que es Elías, el profeta (a), que fue ascendido mucho tiempo antes de que Jesús (a) fuera enviado. Ellos esperan su regreso y ahora él es uno de los ministros del Imam Al-Mahdi (a).

De acuerdo a lo mencionado, Israel significa Jacob, pero en realidad Israel significa Abdulá [el siervo de Dios], es decir, Muhammad (s).

Los hijos de Israel son la familia de Muhammad (s) y también sus shías. Es más, son los musulmanes en general, según lo mencionado en el Corán. En la interpretación de Al-Ayashi y otros, dice:

«De Harún Bin Muhammad que dijo: “Pregunté a Abu Abdulá (a) sobre lo que dijo el Glorificado: {Oh, hijos de Israel}. Él dijo: “Ellos somos nosotros en particular”.

De Muhammad Bin Alí, que dijo: “Pregunté a As-Sadiq (a) sobre lo que dijo Dios: {Oh, hijos de Israel}. Dijo: “Esos son en particular la familia de Muhammad (a)”.

Y en el Sunan de Abu Daud, del Profeta (s) que dijo: “Yo soy Abdulá [el siervo de Dios], mi nombre es Ahmed. Y yo soy Abdulá [el siervo de Dios], mi nombre es Israel. Y lo que se le ha ordenado a él, se me ha ordenado a mí. Y lo que le concierne a él me concierne a mí”».[1]

  • Algunas aleyas se refieren a los imames en particular,[2] y en estas solo se refiere a ellos como hijos de Israel.

Dijo el Altísimo: {Oh, hijos de Israel, recordad mi beneficio con el cual os he beneficiado, y que os he favorecido sobre los mundos * Y guardaos de un día en el que un alma no compense a un alma en nada, ni se acepte de ella rescate, ni intercesión, ni sean auxiliadas}.[3]

{Oh, hijos de Israel}: es decir, oh, familia de Muhammad (s).

{Recordad mi beneficio}: es decir, el beneficio de la lealtad y el imamato, y la hegemonía sobre todos los mundos.

{Y que os he favorecido sobre los mundos}: es decir, conocerme a Mí (conocer a Dios Glorificado y Altísimo) y saber Sus nombres.

Se sabe que Muhammad y la familia de Muhammad fueron favorecidos sobre los mundos. Ni los hijos de Jacob ni otros han sido favorecidos por encima de la familia de Muhammad (a).

{Y guardaos de un día}: es el día de la muerte y es el único día en el que no hay intercesión. Y del tormento de la muerte solo se salva quien haya estado en este mundo solo en cuerpo con su corazón pendiente de la asamblea más alta. Que no haya estado vinculado a este mundo con sogas y ataduras que necesitan ser cortadas y desarraigadas, las cuales causan tormento.

 Los que se salvan del tormento de la muerte son los cercanos. Dijo el Altísimo: {Así que si ha sido de los cercanos * pues una brisa, y una albahaca, y un paraíso de delicia}.[4] Es decir, en el momento de su muerte. Y los señores de los cercanos son Muhammad y la familia de Muhammad (a).

  • Algunas aleyas sobre «los hijos de Israel» son, en particular, sobre los shías y los eruditos shías. Dijo el Altísimo: {Y cuando llegó a ellos un mensajero procedente de Dios, confirmación de lo que hay entre ellos, arrojaron, un grupo de los que habían recibido el libro, al libro de Dios tras sus espaldas, como si no supieran * Y siguieron lo que recitaban los demonios en el reino de Salomón. Y no descreyó Salomón, pero los demonios descreyeron}.[5]

{Y cuando llegó a ellos un mensajero procedente de Dios}: es decir, el mensajero del Imam Al-Mahdi (a); porque después del envío del ser humano completo —«tu palabra completa y tus palabras con las que has beneficiado a los mundos» que son Muhammad y la familia de Muhammad— quedó sellado el mensaje de Dios Glorificado y Altísimo y comenzó una nueva era, que es el mensaje del Mensajero Muhammad y de la familia de Muhammad (s). Pues «la familia de Muhammad» son mensajeros de Muhammad (s) que toman su saber de él (s), por inspiración, o mediante los ángeles, o directamente de él (s). Por lo tanto, el Mensajero Muhammad (s) es «el sello de lo que ya vino y el iniciador de lo que está por venir». Es decir, el sello del mensaje de Dios y el iniciador del envío de sí mismo (a) y de la familia de su casa (a).

Ya está demostrado entre los shías que el Imam Al-Mahdi (a) envía, quince días antes de su levantamiento, a Muhammad Bin Al-Hasan, el “alma pura”, a la gente de La Meca y ellos lo matan.[6] Así que si este envío resulta cierto los otros son ciertos.

{Confirmación de lo que había con ellos}: del saber que los shías habían heredado de la Gente de la Casa (a), de que el Mahdi (a) es la verdad, que se levanta con la espada, que antes de su levantamiento hay quienes preparan el camino para su poder, que tiene descendencia y que de esta, después de él, hay doce mahdis. Y ellos, los shías, saben con seguridad por las narraciones mencionadas de ellos (a), que si la Tierra no tuviera un imam se hundiría con su gente.[7] Así que después de ese asesinato, o, según la creencia de algunos de ellos, de la muerte del Imam Al-Mahdi (a), ¡¿con quién se estabilizará la Tierra si no es con uno de sus descendientes, sucesores después de él, imames y mahdis, como está en las narraciones de ellos (a)?!

Durante el azalá del día de congregación [viernes], Ibn Tawus (que Dios tenga misericordia de él), que fue uno de los que se encontró con el Imam Al-Mahdi (a) e incluso un comunicador suyo (a) durante la ocultación mayor, dijo: «Si fuerais a abandonar el azalá supererogatorio previo al Asr del día de la congregación [yumaa] por la excusa que sea, jamás abandonéis este azalá; porque es un asunto del que Dios (y) nos informó». Luego mencionó este azalá, en cuyo final, el Imam (a) dice: «Y bendice a tu patrono, es decir, al Imam Al-Mahdi (a), a los patronos de tu alianza y a los imames de su progenie. Y alarga sus vidas, extiende sus plazos, que alcancen lo último de sus esperanzas religiosamente, en este mundo y en la otra vida. Ciertamente, Tú eres el Todopoderoso».[8]

Se menciona en las narraciones que él se hospeda en la mezquita As-Sahla con su familia.[9] Y se mencionó que después de él hay doce mahdis de su descendencia (a).[10]

Las narraciones son muchas y no es mi propósito examinarlas. Sólo he mencionado algunas como prueba contra los tercos que se han ensoberbecido contra Dios y los patronos de Dios. Quien quiera saber buscando la verdad que revise el hadiz y se informe.

{Arrojaron, un grupo de los que habían recibido el libro, al libro de Dios tras sus espaldas, como si no supieran}: estos son, en particular, algunos eruditos shías y seguidores suyos. El libro que arrojan tras sus espaldas es el Corán, el Imam Al-Mahdi (a), las narraciones de la Gente de la Casa de la infalibilidad y los que pavimentan el camino para el Imam Al-Mahdi (a) y su envío. Y ellos desmintieron la verdad cuando les vino y dijeron “¡es un hechicero!, ¡un loco!, ¡está poseído por un genio!”. Como si no supieran que esta es la verdad del Imam Al-Mahdi (a).

{Y siguieron lo que recitaban los demonios en el reino de Salomón}: es decir, que algunos eruditos shías siguieron las tradiciones de naciones anteriores y las sospechas contra los profetas y los enviados (a). Dijeron: “Esto es de los genios (los demonios). Y “el reino de Salomón” se refiere al reino del Mahdi (a).

{Y no descreyó Salomón, pero los demonios descreyeron}: como el Imam Al-Mahdi (a) es imam de los hombres y los genios, él envía su mensajero a los hombres y a los genios. Y así como entre los hombres hay quien cree, quien descree, quien es hipócrita, quien cree y apostata, etc.…, del mismo modo a los genios les pasa lo mismo que a los hombres.

Además, esta gran cuestión del Imam Al-Mahdi (a), que representa el fin de Satanás (maldígalo Dios) y de sus soldados, demonios de los hombres y los genios, ¿cómo no habría de estar expuesta al ardid de los demonios de los genios, a sus engaños, sus ardides y sus dictados en el caso del Imam Al-Mahdi (a) que esta vez representa el fin completo de la falsedad de ellos?

  • Algunas aleyas sobre “los hijos de Israel” son en particular sobre los musulmanes que oprimieron a la familia de Muhammad (s). Dijo el Altísimo: {Y decretamos para los hijos de Israel en el libro que habrían de corromper en la Tierra dos veces y que habrían de elevarse con altivez grande * Y cuando llegó la promesa primera de las dos, enviamos sobre vosotros a siervos nuestros dotados de coraje severo, y acecharon el interior de las casas. Y fue una promesa hecha}.[11]

{Y decretamos para los hijos de Israel… y que habrían de elevarse con altivez grande}:

La primera corrupción de esta nación fue matar a Fátima y al Imam Alí (a). La segunda corrupción fue matar a Hasan y a Husein, con ambos sea la paz. La altivez grande fue violar la santidad de Husein (a), mutilar su cuerpo puro y el levantar su cabeza sobre una pica. Y él era el quinto miembro del manto, y el mejor de la creación de Dios después de Muhammad, Fátima, Alí y Hasan (a). Los siervos enviados la primera vez son Mojtar y sus soldados, a los que Dios empoderó contra los asesinos de Husein (a) para matarlos.

{Y cuando llegó la promesa última, se afligieron vuestros rostros y entraron a la mezquita como entraron la primera vez, y destruyeron lo que habían elevado, en destrucción}:[12] estos son los compañeros del Qaim (a) y sus ansar. Dios los fortalecerá hasta que posean el oriente de la Tierra y su occidente junto a su sayed, Muhammad Bin Alhasan Al-Mahdi (a). Y Dios humillará con ellos a todo infiel, hipócrita y desconfiado.

{Capaz que vuestro Señor tiene misericordia de vosotros}:[13] es decir, oh, musulmanes, capaz que vuestro Señor tiene misericordia de vosotros por seguir al Qaim, apoyarlo, reconocer que él es el Imam al que se debe obediencia y adhesión, adhesión a sus seguidores y enemistad a sus enemigos.

{Ciertamente, este Corán guía a lo que es más derecho}: es decir, que las aleyas anteriores de la sura «Al-Isra» (El viaje nocturno) os exhorta a lo que es más derecho, o sea, al camino recto, es decir, al Imam Al-Mahdi (a).

{Y albricia a los creyentes que hacen buenas obras que para ellos hay una recompensa grande}: y albricia a los creyentes en el Qaim (a) y a los que trabajan para su aparición, pues preparar la aparición del Qaim (a) son las buenas obras y son el azalá, que es la mejor de las acciones.

{Y que para los que no creen en la otra vida hemos preparado un tormento doloroso}: la otra vida es el Imam Al-Mahdi (a) y los que pavimentan su camino (a). Es el Reino de los Cielos y la Tierra. Es la visión buena del creyente. Es la naturaleza de Dios sobre la cual Él creó a los hombres. Y los que no creen en la otra vida son infieles, aunque se hagan llamar musulmanes.

En cuanto a la estrella hexagonal: es parte de la herencia que los profetas legaron al Qaim, Muhammad Bin Alhasan Al-Mahdi (a) y es un símbolo de él (con él sean las bendiciones de mi Señor). Significa “el esperado” y “el vencedor”. Los judíos sionistas se adueñaron de esta estrella y la adoptaron como emblema propio y símbolo del salvador mundial prometido que ellos esperan, y que, para ellos, como mencioné anteriormente, es el profeta Elías (a). El que ofende esta estrella y la maldice es como quien maldice la frase de “Allahu Akbar” que Saddam (maldígalo Dios) puso en la bandera de Iraq y maldice el legado de los profetas (a).

Pues esta estrella es la estrella del Mahdi (a). Ya lo han mencionado ellos (a): «Cuando aparezca la bandera de la verdad la maldecirá la gente de oriente y la gente de occidente».[14] Así pues, cuidado creyentes, porque si la maldición no encuentra lugar regresa a su dueño, como lo mencionó el Mensajero de Dios (s).[15]

Y David (a) es nuestro David, Salomón (a) es nuestro Salomón y el templo es nuestro templo como musulmanes y no el templo de los judíos sionistas asesinos de profetas. Tierra Santa es nuestra tierra, debe ser liberada y abierta, y sobre ella izada la bandera de “no hay divinidad sino Dios, Muhammad es Mensajero de Dios, Alí es Patrono de Dios”. {Ciertamente, el más digno de los hombres con Abraham es de los que lo han seguido, y este profeta, y los que han creído. Y Dios es patrono de los creyentes}.[16] Y nuestra última súplica es que la alabanza sea para Dios, Señor de los mundos.


[1] Tafsir Al-Ayashi, vol. 1, pág. 44.

[2] Aquí, el Sayed Ahmed Alhasan (a) dijo “algunas aleyas”, porque hay algunas aleyas que reprueban a los hijos de Israel y se refieren a los que dicen ser shías y a pesar de eso han fallado a la familia de Muhammad. Pues son como los hijos de Israel que dicen tener afiliación con los profetas y ayudarlos, pero fallaron en eso excepto unos pocos, {Ya hemos hecho un pacto con los Hijos de Israel y les hemos enviado un mensajero. Cada vez que les llegaba un mensajero con lo que no deseaban sus almas un grupo lo desmentía y un grupo asesinaba}, Sagrado Corán – sura «Al-Maida» (La mesa), 70.

[3] Sagrado Corán – sura «Al-Báqara» (La vaca), 122-123.

[4] Sagrado Corán – sura «Al-Waqia» (El acontecimiento), 88-89.

[5] Sagrado Corán – sura «Al-Báqara», 101-102.

[6] Véase Bihar al-Anwar, vol. 52, págs. 203, 307.

[7] De Muhammad Bin Al-Fadil, de Abul Hasan Ar-Reda (a), que dijo: «Le dije: “¿Sobreviviría la Tierra sin un imam?”. Dijo: “No”. Dije: “Nosotros narramos de Abu Abdulá (a): ‘que no sobreviviría sin un imam a menos que Dios Altísimo esté enojado con la gente de la Tierra o con los siervos’”. Entonces dijo: “No. No sobreviviría y se hundiría”». Al-Kafi, vol. 1, pág. 277, hadiz 11 y otros hadices jerifes.

[8] Mafatih al-Yinan, pág. 85.

[9] El Imam As-Sadiq (a) dijo: «Es como si viera el descenso del Qaim (a) en la mezquita de As-Sahla con su gente y su familia», Bihar al-Anwar, vol. 52, pág. 317, Mustadrak al-Wasail, vol. 3, pág. 414.

[10] De Abu Hamza, de Abu Abdulá (a), que en un largo hadiz dijo: «Oh Abu Hamza, de nosotros, después del Qaim, hay once mahdis de la descendencia de Husein (a)», Gaiba at-Tusi, pág. 309.

[11] Sagrado Corán – sura «Al-Isra», 4-5.

[12] Sagrado Corán – sura «Al-Isra», 7.

[13] Sagrado Corán – sura «Al-Isra», 8.

[14] De Abán Bin Tagleb, que dijo: «Escuché a Abu Abdulá (a) decir: “Cuando aparezca la bandera de la verdad la gente de oriente y occidente la maldecirá. ¿Sabéis por qué?”. Dije: “No”. Dijo: “Por lo que los hombres encontrarán de la Gente de su Casa antes de su salida”», Bihar al-Anwar, vol. 52, pág. 363.

[15] De Abu Hamza Az-Zamali, que dijo: «Escuché a Abu Yafar (a) decir: “La maldición, cuando sale de su dueño, vacila. O bien encuentra un lugar lícito, o bien regresa a su dueño”», Al-Kafi, vol. 2, pág. 360.

[16] Sagrado Corán – sura «Al Imrán» (La familia de Imrán), 68.


Del libro Las alegorías vol. 1 del Imam Ahmed Alhasan (a)